Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado – Salmo 1:1
Bienaventurado el hombre contra quien el Señor no cuenta iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño. – Salmo 32:2


Besad al Hijo, para que no se enoje y perezcáis en el camino, porque su ira se enciende pronto. Bienaventurados todos los que se refugian en él. – Salmo 2:12
Pero él dijo: “¡Bienaventurados más bien los que oyen la palabra de Dios y la guardan!” – Lucas 11:28


Bienaventurado el varón que permanece firme bajo la prueba, porque cuando haya pasado la prueba, recibirá la corona de la vida, que Dios ha prometido a los que le aman. – Santiago 1:12


Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley del Señor está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Es como árbol plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae. En todo lo que el hace, el prospera. – Salmo 1:1-3


Pero el que mira atentamente la ley perfecta, la ley de la libertad, y persevera, no siendo oidor que olvida, sino hacedor que actúa, será bienaventurado en sus obras. – Santiago 1:25

facebook
Twitter
Follow